lunes, julio 19, 2010

20100718 Pozuelo - CdC - Aravaca




Domingo por la tarde, primer finde después de la mudanza, primer finde que no hay que mover cajas, ni muebles, ni trasteros, ni ná.

Así que toca dormir hasta tared, vaguear un ratillo, disfrutar de la piscina otro rato, salir a cenar por ahí, descansar, aunque también un poco de bici.

El Jueves me quedé con las ganas de buscar la entrada a la Casa de Campo desde Pozuelo que me habían comentado unos colegas del foro, así que el domingo como mi mujer quería salir a dar una vueltecilla con la bici, pues decidí tirar para allá, a ver si lo encontrabamos.

Salimso a eso de las 5 de la tarde, y hacía un calor tremendo, yo pensaba que nos daría más la sombra y que la entrada estaría más cerca, aunque fueron casi 4 km hasta llegar a la CdC.

El camino es bastante sencillo, cruzas por la pasarela de Av. de Europa hasta el campus de Somosaguas, rodeas todo el campus por el nuevo carril bici que han hecho, que por cierto estaba lleno de gravilla bastante peligrosa si no vas atento, y cuando el carril acaba de repente en la rotonda de Humera, hay que buscar la entrada al Parque Forestal de Somosaguas. Una vez allí sin entrar en el parque tirar a la derecha por un camino que ahora en verano esta más o menos firme, pero que ya veremos en invierno... El camino va pegando a los chalets de Humera y después de un par de cuestones que primero subo yo por si no es por allí llegamos por fin a la puerta de la Casa de Campo. Marian se ha portado como una auténtica campeona, y sólo ha echado pie a tierra en la cuesta más dura, pero las dos última las ha hecho a platillo como Contador.

Una pequeña parada debajo de los pinos para hidratarnos y coger aire, miro el cuentakilómetros y ya llevamos casi 4 km en poco mas de media hora, un poco deprisa para el calor que hace. Hay que aflojar ahora.

Retomamos la marcha con idea de llegar al Lago, decidimos ir por la pista que va paralela al Muro, para ir viendo otras posibles entradas, como la Puerta de Somosaguas, que parece mas fácil, pero que según he leído a BikerTb, es difícil de encontrar debido a que la mayoría de las calles son privadas, o seminprivadas.

Seguimos bajando hacía Colonia los Ángeles bastante traquilos, la pista es ancha y con buen firme, y nos da un poco más la sombra que antes, así que vamos bastante bien, después llega una cuesta tendida pero larga, en la que Mari se tiene que bajar de nuevo de la bici, y descansar un ratillo. Le animo diciendole que lo que queda es cuesta abajo, aunque en realidad no tengo ni puñetera idea jejeje.

Finalmente llegamos al parking de la entrada de Prado del Rey y ay se seguro que desde aquí es todo todo cuesta abajo, ¿Vamos por asfalto, o seguimos por el muro? Pues por el muro venga. Puente de la culebra, Zoo, Parque de atracciones, Paseo de los plátanos (que fresquito por fin), esquivamos a los patéticos borrachos de los domingos en la CdC, vemos asombrados como los municipales pasan de todo, y por fin llegamos al Lago, y más concretamente al Urogallo, jejeje, parada y fonda de todo CdCero que se precie. La verdad es que aquí a los ciclistas se nos trata de lujo, ni una mala cara por dejar las bicis, un trato bueno, y una calidad superior.

Dos cervezones sin alcohol y con limón nos esperan, y ya de paso merendamos no? Bocata de jamón de bellota en toda regla, anda que no estaba bueno ni ná. Repostamos agua, y intentamos volver por Aravaca, por el famoso paso de escaleras del tren. Menuda mierda de paso, menuda verguenza!!! Vamos santo tomás una y ná más, empinado, peligroso, aislado, incluso sencillo para los delincuentes, que pueden esperarnos a la sombra, nunca más paso por allí, y no os lo recomiendo para nada. Señores del ayuntamiento, a currarse una pasarela como dios manda.

Ya en Aravaca, nos perdemos un poco, preguntamos y la gente no tiene ni idea, nos envían por donde suelen ir ellos con el coche, y claro más kilómetros, Marian ya está agotada, así que decidimos hacer el último tramo en Metro Ligero. Cuatro paradas y ya estamos de nuevo en casa, 21km pa las piernas. Ducha, cena y como nuevo.

Mención especial a mi mujer, que se ha portado como una campeona, dice que no va a volver a salir, pero tendré que convencerla, porque la verdad es que hoy he disfrutado mucho de su compañía bicicletera. Ha habido ratos que hasta la he visto disfrutar. ;-)

Otros detalles: