martes, marzo 27, 2012

El club de los "one-hundred"

El domingo a eso de las 2 de la tarde me convertí en un miembro más de ese grupo de globeros que han llegado a las 3 cifras encima de sus monturas.

El domingo anterior me había quedado a 1km y poco del objetivo, pero este domingo tenía que conseguirlo, aunque fuese dando vueltas por Colmenar al acabar...

La sorpresa vino el sábado. cuando un amigo me dijo que iba a estar el domingo en Lozoyuela y que si pasaba por allí con la bici me invitaba a café, y claro pasando por la puerta no podía decirle que no. Eso sumaba 2 kilómetros más así que ya estaba  la cifra mágica de 100 preparada.


6:30 am suena el despertador, en realidad anoche fue el cambio de horario de verano, con lo que son las 5:30 creo que he dormido unas 5 horas, pero toca levantarse, activarse y darle caña a los pedales. Me visto, desayuno y me piro a Colmenar, donde iniciaré la ruta, igual que la del domingo pasado un Colmenar-Morcuera-Rascafría-Canencia-Colmenar.

Saco la bici del coche, coloco los bidones, el GPS, y cuando voy a arrancar, recuerdo que me he dejado la cinta del pecho en casa, así que hoy no hay pulso que valga. Menudo fallo, bueno no me voy a empezar a lamentar, vamos sin pulso y fuera, así igual voy más relajado que otras veces.

Y lo cierto es que así fue, quizás no tuvo nada que ver pero subí Morcuera muy muy a gusto, y según Strava mejoré en 7 minutos mi mejor tiempo. En la cima había un montón de nieve, aunque el día era espectacular y el tiempo era muy soleado y agradable. Un par de fotos en las praderas del Refugio de Morcuera, y descenso hacia Rascafría.



Esta vez no me he equivocado de desvío y he tirado directamente hacia Lozoya, desde la cima de lña Morcuera hasta el desvío a Canencia hay unos 33km más o menos llanos en los que si quieres puedes apretar bastante, pero en los que esta vez no pequé de ingenuo y fui ligero pero sin dejarme la piel. Llego a Lozoyuela y cumplo con mi visita. Mi compi de curro tiene una casita aquí y tanto el como su mujer y su peque son majísimos, así que me tomo un café con ellos que me sienta de maravilla. La peque se asusta un poco al principio de las pintas que llevo, entre el casco las gafas, la braga, los guantes, todo de negro y la barba sin afeitar, le he debido de parecer el coco jejeje.

Al final la parada ha sido un poco más larga de lo que debiera, pero es que se estaba tan bien en la terraza al sol... Muchas gracias por el descanso chicos, los últimos 40km me esperan.

Salgo de Lozoyuela y enseguida empieza el puerto de Canencia, esta vez me lo he estudiado bien en casa gracias a la grandísima información de http://www.altimetrias.net/. El puerto en realidad se puede plantear como dos, un primer tramo de 7 kilómetros desde el cruce hasta poco más allá del final del pueblo de Canencia, donde la pendiente es bastante tendida, e incluso se puede tirar de plato grande; y un segundo tramo donde comienza el puerto de verdad, con 7km metido entre el bosque de pinos, tejos y acebos que nos regala un aroma especial, mientras te enfrentas a varios tramos por encima del 10%.



Sin cebarme he conseguido reducir mi mejor tiempo en más de 6 minutos, coronando relativamente entero, el único problema era que se me estaba haciendo muy tarde y aun me quedaban unos 25km para llegar al coche. Me lanzo cuesta abajo, y en un abrir i cerrar de ojos estoy en Soto cogiendo el carril bici hacia Colmenar, en esa pequeña subida paralelo a la cárcel de Soto, logro sacar las últimas fuerzas para subir con alegría, y al poco de remontar el portachuelo del carril no paro de mirar el GPS, 99,5 ,6 ,7 ahí están los 100km. Pegué un grito que menos mal que no venía nadie, sino le mato del susto.

En ese momento y después de liberarme con el grito, me vienen un montón de sentimientos, recuerdos de los madrugones, del frío que he pasado este invierno, de lo mal que lo pasé con el abandono del año pasado el El Soplao, de los ratos de entreno robados a mi mujer y a mi peque, y un nudo se me planta en la garganta. Menudo idiota emocionarse por hacer 100km. Menudo idiota feliz...